Láser Vaginal: Qué es y sus Beneficios

Dra. Escudero Turpín

En el campo de la medicina estética y ginecológica, los avances tecnológicos han permitido el desarrollo de tratamientos innovadores y efectivos. Uno de estos es el láser vaginal, una opción cada vez más popular para tratar diversas condiciones y mejorar la calidad de vida de las mujeres. A lo largo del siguiente artículo te contamos todo sobre él. Desde que es, como se realiza, para qué se hace hasta todos sus beneficios. 

¿Qué es el láser vaginal?

El láser vaginal es un tratamiento médico no quirúrgico que utiliza la energía del láser para estimular la producción de colágeno y mejorar la elasticidad de la vagina. Este tratamiento puede ayudar a tratar una variedad de problemas vaginales, incluyendo la incontinencia urinaria leve, sequedad vaginal, hiperlaxitud vaginal, el flujo amarillo, etc. 

¿Para quién es recomendable?

Vagina Frutal

El tratamiento con láser vaginal es actualmente una opción muy popular para abordar diversas preocupaciones y condiciones relacionadas con la salud íntima de las mujeres. Aunque no es exclusivo de un grupo demográfico particular, ciertos perfiles de pacientes son los que más lograrían beneficiarse realmente de esta tecnología, por ejemplo:

Mujeres posmenopáusicas

La disminución de los niveles de estrógeno durante esta etapa de la vida puede conducir a la atrofia vaginal, sequedad y pérdida de elasticidad en los tejidos. 

Mujeres que han dado a luz

Aquellas que han experimentado el parto vaginal llegan a experimentar cambios en la laxitud vaginal y la elasticidad de los tejidos. 

Pacientes con atrofia vaginal

La atrofia vaginal es una condición en la cual los tejidos vaginales se vuelven delgados, secos y menos elásticos, comúnmente asociada también con la menopausia.

Mujeres con síntomas de incontinencia urinaria: Esta opción es posible si dicha incontinencia es leve.

Aplicaciones del láser vaginal

Las aplicaciones del láser vaginal son diversas y variadas. Algunas tienen un enfoque más en la salud, otras en lo estético. Te contamos cada uno de ellos a continuación:

Mejora de la elasticidad vaginal

El láser vaginal ayuda a tensar los músculos de la vagina, lo que mejora la sensación durante las relaciones sexuales.

Artículo relacionado:  Síndrome de Asherman: Qué es, Causas, Síntomas y Tratamiento

Tratamiento de la sequedad y atrofia vaginal

Estimula la producción de lubricación vaginal, alivianando los síntomas de la sequedad vaginal, como la picazón, el ardor y el dolor durante las relaciones sexuales.

Reducción de la incontinencia urinaria

Logra fortalecer los músculos del suelo pélvico, reduciendo o eliminando los escapes de orina.

Rejuvenecimiento vaginal

Ayuda a reducir la apariencia de la atrofia vaginal, como la disminución del tamaño de la vagina y la pérdida de elasticidad.

Eliminar verrugas genitales

Es efectivo para eliminar las verrugas genitales causadas por el virus del papiloma humano (VPH).

Reducir cicatrices

Puede ayudar a reducir la apariencia de cicatrices vaginales causadas por el parto o una cirugía.

Beneficios

Beneficios Vagina

Este tratamiento no solo se centra en resolver problemas específicos, sino que también busca potenciar la satisfacción y el bienestar general. Los siguientes son solo algunos de los beneficios más destacados del láser vaginal y su impacto positivo en la vida de las mujeres.

Aumento de la satisfacción sexual

Al fortalecer los tejidos y aumentar la lubricación natural, este tratamiento conduce a una mayor sensación durante las relaciones íntimas, resultando en un incremento palpable en la satisfacción sexual.

Mejora en la función del suelo pélvico

Esta fortaleza no solo aborda la incontinencia urinaria, sino que también tiene un impacto positivo en la incontinencia fecal y en el control de los esfínteres.

Impacto positivo en la calidad de vida

Al aliviar problemas como la sequedad vaginal, la atrofia vaginal y la incontinencia urinaria, el láser contribuye a restaurar la comodidad y la confianza, elevando la calidad de vida de las pacientes.

Resultados estéticos y rejuvenecimiento

La disminución del tamaño vaginal y la pérdida de elasticidad son abordadas eficazmente, proporcionando a las mujeres una sensación renovada de vitalidad y bienestar.

Reducción del riesgo de infecciones vaginales

Al disminuir la incontinencia, la resequedad y las molestias se logra reducir significativamente el riesgo de infecciones vaginales, promoviendo la salud a largo plazo y proporcionando a las mujeres una mayor sensación de seguridad.

Mejora de la salud general

Como consecuencia de todo lo nombrado anteriormente, se consigue una reducción del estrés, una mejora en la calidad del sueño y un aumento de la autoestima.

Artículo relacionado:  Planificación Familiar y Métodos anticonceptivos

Procedimiento

El procedimiento de láser vaginal sigue un proceso meticuloso que prioriza la seguridad y la eficacia. Aunque es relativamente sencillo, es muy eficaz. Te lo explicamos en detalle a continuación:

Paso 1: Evaluación y preparación

Antes de iniciar el procedimiento, se realiza una evaluación exhaustiva con el profesional de la salud. Se revisan las condiciones médicas previas, se discuten las expectativas y se resuelve cualquier duda. 

Paso 2: Posicionamiento en la camilla ginecológica

La paciente se coloca cómodamente en una camilla ginecológica, asegurando una posición adecuada para llevar a cabo el procedimiento con precisión y comodidad. La privacidad y el respeto por la dignidad son consideraciones fundamentales durante esta etapa.

Paso 3: Aplicación de anestesia local

Con el objetivo de minimizar cualquier molestia, se administra una crema anestésica en la zona vaginal, siempre y cuando el paciente considera que lo necesita.

Paso 4: Introducción del dispositivo láser

Una vez que la anestesia ha surtido efecto, se introduce con cuidado el dispositivo láser. Este, está diseñado para emitir un haz de luz preciso que se enfoca en estimular la producción de colágeno y mejorar la elasticidad de los tejidos.

Paso 5: Finalización y cuidados postoperatorios

Una vez completada la estimulación láser, se retira cuidadosamente el dispositivo intrauterino. El médico da las indicaciones específicas para los cuidados postoperatorios, que pueden incluir la administración de analgésicos para aliviar cualquier molestia y la recomendación de abstenerse de actividades específicas durante un periodo determinado.

Paso 6: Seguimiento y consultas de control

Después del procedimiento, se programan consultas de seguimiento para evaluar el progreso y abordar cualquier inquietud. La comunicación en esta etapa es crucial y estrictamente necesaria. 

Seguridad y efectos secundarios

Aunque el láser vaginal es generalmente seguro, como cualquier procedimiento médico, no está exento de riesgos. Se deben tener todos presentes para poder tomar una decisión informada y llevar a cabo la mejor preparación posible:

Artículo relacionado:  Atrofia vaginal: Qué es, Causas, Síntomas y Tratamientos

Dolor o molestias

El dolor o las molestias vaginales son los efectos secundarios más comunes del láser vaginal. Por lo general, estos síntomas son leves y tienden a desaparecer por sí solos en unos pocos días.

Sangrado

Otro efecto secundario frecuente es el sangrado vaginal, el cual también suele ser leve y autolimitado, resolviéndose por sí mismo en un solo día. 

Infección vaginal

Aunque la infección vaginal es un riesgo potencial, es más probable en ciertos grupos de mujeres, como aquellas que ya poseen antecedentes de cirugía vaginal o sistemas inmunológicos debilitados. 

Quemaduras

Las quemaduras son un riesgo potencial, pero su incidencia es muy baja. 

Reacción Alérgica

La posibilidad de una reacción alérgica, ya sea al anestésico o al dispositivo láser, debe ser considerada. Aunque rara, puede llegar a ser seria y requerir atención médica inmediata. 

Nuestras recomendaciones para minimizar los riesgos son

Elección de un médico experimentado

La experiencia del profesional contribuye a una ejecución precisa y segura del procedimiento.

Examen físico completo

Antes del tratamiento, es esencial someterse a un examen físico completo realizado por el médico, para garantizar que el procedimiento es realmente seguro.

Discusión de expectativas

Mantener una conversación abierta con el médico sobre las expectativas personales es clave. Esto asegura que el tratamiento esté alineado con los objetivos personales y minimiza posibles malentendidos.

Seguir las instrucciones del médico

La adhesión a las instrucciones proporcionadas por el médico antes, durante y después del procedimiento es esencial para maximizar la seguridad y efectividad del láser vaginal.

Conclusión

En conclusión, el láser vaginal es una opción de tratamiento segura y efectiva para diversas condiciones ginecológicas. Sus beneficios son múltiples, desde la mejora de los síntomas físicos hasta el aumento de la confianza y la satisfacción sexual. Sin embargo, como con cualquier procedimiento médico, es importante buscar el consejo de un profesional de la salud antes de tomar una decisión. Si estas buscando algún Ginecólogo en Granada, te recomendamos encarecidamente considerar los servicios ofrecidos por la Dra. Escudero.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻 esta es la consulta de la Dra. Escudero Turpín, en qué podemos ayudarte?