Hidrosálpinx: Qué es, Causas, Diagnóstico y Tratamiento

Dra. Escudero Turpín

El proceso para poder concebir no siempre es exactamente de color rosa. La realidad es que hay muchas mujeres que batallan con este tema y muchas veces es por falta de información y/o diagnóstico temprano de distintas afecciones. Una de ellas es de la que te vamos a hablar en el siguiente post, el hidrosálpinx. Si quieres saber que es, cuáles son sus causas, como es el proceso para su diagnóstico y los tratamientos disponibles, sigue leyendo. 

¿Qué es el hidrosálpinx?

El hidrosálpinx es una condición que afecta a las trompas de Falopio, las cuales son dos conductos musculares que se encargan de transportar el óvulo desde el ovario hasta el útero. En el hidrosálpinx, una o ambas trompas se obstruyen y se llenan de líquido seroso o claro, lo que provoca una dilatación y distensión de la trompa.

Tipos de hidrosálpinx

Para hablar de los tipos de hidrosálpinx primero debemos elegir qué criterio utilizaremos, ya que dependiendo del criterio que elijamos serán los tipos que obtendremos, por ejemplo:

Según la ubicación

  • Unilateral: Este tipo de hidrosálpinx afecta únicamente una de las trompas de Falopio, siendo el más prevalente entre los pacientes.
  • Bilateral: En contraste, en este caso, ambas trompas de Falopio se ven comprometidas, siendo menos frecuente pero con un impacto más significativo en la fertilidad.

Según la permeabilidad

  • Comunicante: Se caracteriza por una obstrucción en uno de los extremos de la trompa de Falopio, permitiendo que el líquido pueda fluir hacia el útero.
  • No comunicante: Por otro lado, en este tipo, la trompa de Falopio experimenta una obstrucción completa, lo que impide el paso del líquido hacia el útero.

Según la severidad

  • Leve: En este escenario, la trompa de Falopio muestra una dilatación mínima y contiene una pequeña cantidad de líquido.
  • Moderado: Contrariamente, en este caso, la trompa de Falopio exhibe una dilatación moderada y contiene una cantidad significativa de líquido.
  • Grave: Se refiere a una dilatación severa de la trompa de Falopio, con una acumulación considerable de líquido en su interior.

Según la causa

  • Infeccioso: Este tipo es provocado por infecciones de transmisión sexual como la clamidia o la gonorrea.
  • Endometriosis: La endometriosis es originado por el crecimiento de tejido endometrial fuera del útero.
  • Quirúrgico: Este tipo se produce como resultado de intervenciones quirúrgicas previas en el abdomen o la pelvis.
  • Congénito: Presente desde el nacimiento, este tipo de hidrosálpinx se desarrolla debido a anomalías congénitas.

Según la sintomatología

  • Asintomático: Algunos casos de hidrosálpinx pueden ser asintomáticos, es decir, no presentan síntomas evidentes.
  • Sintomático: Por otro lado, el hidrosálpinx sintomático puede manifestarse con dolor abdominal, distensión abdominal y otros síntomas que te comentaremos más abajo en este post. 
Artículo relacionado:  Síndrome de Asherman: Qué es, Causas, Síntomas y Tratamiento

Causas de hidrosálpinx

Existen diversas razones que pueden contribuir al desarrollo de esta condición, entre las cuales se incluyen:

  • Enfermedades inflamatorias pélvicas (EIP): Estas condiciones, a menudo desencadenadas por infecciones de transmisión sexual como la clamidia o la gonorrea, pueden generar inflamación en las trompas de Falopio.
  • Endometriosis: La endometriosis es la presencia de tejido endometrial fuera del útero, lo que a veces llega a afectar las trompas de Falopio y desencadenar la acumulación de líquido en su interior.
  • Cirugías previas: Intervenciones quirúrgicas realizadas en las trompas o en otros órganos de la cavidad pélvica pueden dejar tejido cicatricial que obstaculiza el paso normal de los fluidos, promoviendo así la obstrucción y la formación de hidrosálpinx.
  • Embarazos ectópicos: Cuando un embarazo se implanta fuera del útero, particularmente en las trompas de Falopio, generalmente causa daño a estas estructuras, lo que a su vez conduciría al desarrollo del hidrosálpinx.
  • Miomas en las trompas de Falopio: Los miomas, que son tumores benignos, pueden crecer en las trompas y obstruir su paso, dando lugar a la acumulación de líquido.
  • Inserción del DIU: El uso de dispositivos intrauterinos como método anticonceptivo ha sido vinculado con la aparición del hidrosálpinx, aunque el mecanismo exacto aún no está completamente claro.
  • Tuberculosis tubárica: Aunque menos frecuente, la tuberculosis que afecta directamente a las trompas de Falopio puede provocar la formación de hidrosálpinx como una de sus consecuencias.

Síntomas del hidrosálpinx

En muchos casos, esta condición no presenta síntomas y se detecta durante un examen pélvico o una ecografía por otra razón. Sin embargo, en algunas mujeres, el hidrosálpinx puede causar diversos síntomas, como:

  • Dolor: Este dolor es abdominal y varía en intensidad, desde leve hasta muy intenso, y tiende a localizarse en el lado afectado. Dicho malestar puede agravarse durante la menstruación, el coito o la defecación, afectando en gran medida la calidad de vida de la mujer. 
  • Distensión abdominal: La sensación de hinchazón en el abdomen es otro síntoma común que las mujeres pueden experimentar. Esta distensión contribuye a la incomodidad general y afecta la movilidad y la actividad diaria.
  • Sensibilidad abdominal: La presencia de sensibilidad al tacto en el abdomen es otro signo que puede indicar la presencia de hidrosálpinx. Este síntoma suele ser un indicador importante para el diagnóstico de la condición.
  • Sangrado vaginal anormal: En algunas ocasiones llega a causar sangrado intermenstrual o manchado después del coito. 
  • Infertilidad: Uno de los síntomas más significativos del hidrosálpinx es la infertilidad. La obstrucción de las trompas de Falopio dificulta o impide la fecundación del óvulo, convirtiéndose esto en una fuente de angustia emocional y estrés para las mujeres que desean concebir. 
  • Fiebre: En casos donde la condición se infecta, podría presentarse fiebre como respuesta del cuerpo a dicha infección.
  • Náuseas y vómitos: Si el hidrosálpinx es lo suficientemente grande como para ejercer presión sobre otros órganos abdominales, como el estómago, puede provocar síntomas gastrointestinales como náuseas y vómitos.
  • Dolor al orinar: La disuria, o dolor al orinar, puede ocurrir si el hidrosálpinx está ejerciendo presión sobre la vejiga. También pude ocurrir un dolor pélvico y lumbar en las mujeres
Artículo relacionado:  Todo sobre Endometriosis: Qué es, Síntomas, Causas y Tratamiento

¿Cómo se diagnóstica el hidrosálpinx?

El hidrosálpinx se diagnostica a través de pruebas médicas diseñadas para visualizar las trompas de Falopio y detectar la acumulación de líquido. Las pruebas más comunes incluyen:

  • Ecografía tansvaginal: Esta técnica es especialmente útil para identificar hidrosálpinx de gran tamaño, ya que proporciona imágenes del líquido acumulado en las trompas.
  • Histerosalpingografía (HSG): Se trata de un procedimiento de rayos X en el cual se introduce un medio de contraste a través del cuello uterino para visualizar las trompas. Si existe una obstrucción, el contraste se acumulará en la trompa afectada. 
  • Histerosonosalpingografía: Similar a la HSG, pero en este caso se utiliza ecografía en lugar de rayos X para observar el paso del medio de contraste a través de las trompas.
  • Laparoscopia: Esta técnica quirúrgica mínimamente invasiva permite una visualización directa de las trompas y otros órganos pélvicos. Es considerada la forma más definitiva de diagnosticar el hidrosálpinx.

Tratamientos del hidrosálpinx

El tratamiento del hidrosálpinx se adapta según la gravedad de la afección y las preferencias de la paciente en cuanto a la preservación de su fertilidad, siendo lo más común:

  • Antibióticos: Se recetan en casos donde el hidrosálpinx es consecuencia de una infección activa, como la gonorrea o la clamidia. Tras completar un ciclo de tratamiento, se procede a evaluar si el hidrosálpinx ha disminuido en tamaño y gravedad. 
  • Salpingectomía: Consiste en la extirpación quirúrgica de la trompa de Falopio afectada. Este procedimiento se recomienda principalmente para hidrosálpinx de tamaño considerable, generalmente mayores de 3 cm. 
  • Oclusión tubárica: Implica bloquear la trompa de Falopio para evitar el paso del líquido acumulado. Se lleva a cabo mediante técnicas de electrocoagulación, con el objetivo de restaurar la funcionalidad de la trompa y prevenir futuras complicaciones. 

Hidrosálpinx y la fertilidad ¿Qué sucede?

Esta condición, si no es diagnosticada y tratada, llega a tener consecuencias significativas en la fertilidad femenina, afectando diversos aspectos del proceso reproductivo. Las principales complicaciones son:

  • Obstrucción de las trompas: La presencia de líquido en las trompas de Falopio provoca una obstrucción parcial o completa, dificultando el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide. Esta obstrucción obstaculiza el proceso de fertilización al bloquear el paso de los espermatozoides hacia el óvulo y también impide el transporte del óvulo fecundado hacia el útero para su implantación, comprometiendo así el proceso de concepción.
  • Ambiente hostil para los embriones: El líquido acumulado en las trompas puede crear un entorno adverso para los embriones, lo que disminuye significativamente las posibilidades de una implantación exitosa en el útero. Esta toxicidad del fluido aumenta el riesgo de aborto espontáneo.
  • Reducción de las tasas de embarazo: Estudios han demostrado que la presencia de hidrosálpinx disminuye considerablemente las tasas de embarazo, especialmente después de tratamientos de reproducción asistida como la fertilización in vitro (FIV) o la inseminación intrauterina. Esta condición representa un desafío adicional en los intentos por lograr la concepción, afectando negativamente la eficacia de estos procedimientos y prolongando el camino hacia la maternidad.
  • Aumento del riesgo de embarazo ectópico: Por último, el hidrosálpinx aumenta significativamente el riesgo de embarazos ectópicos, una situación peligrosa en la cual el embrión se implanta fuera del útero, comúnmente en las trompas de Falopio. Este tipo de embarazo no es viable y representa un riesgo grave para la salud de la mujer, ya que llega a causar complicaciones graves como la ruptura tubárica, lo que requiere atención médica urgente, puesto que pone en peligro la vida de la paciente.
Artículo relacionado:  La salud del útero y los ovarios, incluyendo enfermedades como el síndrome de ovario poliquístico y el cáncer de ovario.

¿Crees que tienes hidrosálpinx? ¡Te esperamos en nuestra clínica!

Dirigidos por la Dra. Escudero, quien tiene más de 15 años de experiencia en ginecología y obstetricia en Granada, proporcionamos un cuidado personalizado y de alto nivel, respaldado siempre por la ciencia.

Poseemos un fuerte compromiso por acompañarte siempre, haciéndote sentir cómoda, escuchada y cuidada, brindándote el apoyo necesario para tu bienestar. Realizamos desde consultas generales hasta Ecografías 4D en Granada, vacunación y detección del VPH

Si sospechas que estás experimentando síntomas relacionados con el hidrosálpinx u otras inquietudes ginecológicas, ¡te animamos a que visites nuestra clínica dirigida por la Dra. Escudero Turpin

Conclusión 

En conclusión, el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son cruciales para abordar el hidrosálpinx. Actualmente, hay un montón de opciones de tratamientos adaptables a tus necesidades. Ante cualquier duda o sospecha, no dudes en agendar una cita con un ginecólogo en Granada.

Deja un comentario

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola! 👋🏻 esta es la consulta de la Dra. Escudero Turpín, en qué podemos ayudarte?